Home / CARITAS EN EL MUNDO / Cáritas reitera ante la ONU su defensa de una vivienda digna y adecuada para los más vulnerables

Cáritas reitera ante la ONU su defensa de una vivienda digna y adecuada para los más vulnerables

Cáritas Internationalis, representada por la experta de Cáritas Española, Sonia Olea, ha intervenido esta mañana en el Diálogo Interactivo con la Relatora Especial sobre una vivienda adecuada que tiene lugar en el marco de la 37ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra.

La intervención de Cáritas Internationalis en el Consejo forma parte del diálogo abierto a las entidades sociales que se programa en la ciudad suiza tras la presentación preceptiva del Informe anual de la Relatora Especial de la ONU sobre una vivienda adecuada.

Siguiendo la línea de análisis e incidencia política desarrollada en los tres últimos años por la red Cáritas ante el citado Consejo, con la participación activa de Caritas Española, en esta ocasión vuelve a ponerse el acento en la denuncia de la realidad que las personas, comunidades y pueblos en situación de exclusión viven cada día en su dificultad de acceso al derecho humano a una vivienda digna y adecuada.

Tras la aprobación por parte de la ONU en 2015 de la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, Cáritas Internationalis viene desarrollando, con el apoyo de Cáritas Española, una intensa actividad de incidencia política en el seguimiento de la Nueva Agenda Urbana (NAU) aprobada en la Conferencia sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible Hábitat III celebrada en Quito en octubre de 2016 y que contiene, dentro de sus objetivos, desarrollar el acceso a una vivienda digna (Objetivo Desarrollo Sostenible nº 11). Además, en esta NAU se establece un nuevo estándar mundial para el desarrollo urbano sostenible, y repensar la forma de planificar, gestionar y vivir en las ciudades.

Dar prioridad a los más vulnerables

En su intervención ante el Consejo, Sonia Olea ha demandado, en nombre de Cáritas Internationalis, la articulación urgente de “propuestas de políticas públicas para los Estado miembro que aborden de manera global ante el sufrimientos de tantas personas y familias que carecen de una vivienda digna en tantos lugares del mundo”.

En el Informe presentado por la Relatora se recogen 10 fundamentos que ofrecen el sustento para llevar a cabo estrategias de vivienda basadas en derechos humanos que nacen y son respuesta a la falta de vivienda adecuada causada por los desastres originados por del cambio climático, la extracción de recursos en tierras ancestrales o la imposibilidad económica de su acceso en los espacios urbanos, unido a la dura experiencia de desalojos forzosos familiares y de comunidades enteras.

Sonia Olea se ha referido de manera concreta al Fundamento número 2, centrado en “dar prioridad a los más necesitados y garantizar la igualdad”. Como ha señalado la representante de Cáritas Internationalis, esta “prioridad ha de ser tenida en cuenta por los Estados para conseguir terminar con la desigualdad y la discriminación, contar con una guía en el análisis de la propia realidad que lleve a la detección de las mayores vulnerabilidades y dar prioridad a las zonas más propensas a desastres, inundaciones o inseguridad.

Recordó, además, que la aprobación de medidas orientadas hacia esa prioridad permitirán a “los Estados proveerse de recursos y capacidad técnica para fortalecer y mejorar las viviendas desde los conocimientos especializados de la propia población local y, en su caso, de los pueblos indígenas, así como atender las causas estructurales que subyacen a la necesidad de vivienda desde la asunción de que el derecho humano a la igualdad es un derecho sustantivo y requiere medidas positivas para paliar su vulneración por la discriminación y la exclusión”.

“Incluir la mirada de derechos humanos en el diseño de estrategias de vivienda, como nos remarca el Informe de la Relatoría, conlleva cambiar el modo en que los Gobiernos interactúan con las personas; detectar lagunas y deficiencias estructurales en los sistemas y programas de vivienda; aclarar la adopción de decisiones y la rendición de cuentas; situar a los DDHH como marco para la gobernanza y la adopción de todo tipo de decisiones; y, por último, entender que las políticas públicas desde los derechos humanos son un motor de cambio real para la sociedad”, ha añadido Sonia Olea.

About veronica_admin

Check Also

Mensaje de la Comisión Episcopal de Pastoral Social ante la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación

Cáritas Española: 31 de agosto de 2017.- La Comisión Episcopal de Pastoral Social hace público …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *